Tecnologías Alternativas Sustentables

Sistema Agrícola MIAF

 

El sistema agrícola Milpa Intercalada en Árboles Frutales (MIAF) en terrenos de ladera

El Sistema Agrícola MIAF tiene dos modalidades, las cuales están definidas en función de la pendiente del terreno y de la profundidad del suelo. La primera versión es la Terraza de Muro Vivo (TMV), que se recomienda para terrenos con una pendiente <40% y una profundidad del suelo >1.0 m. En esta versión, se tiene como objetivo suavizar la pendiente del terreno, alrededor del 15%. Dicha suavización se logra, mediante el laboreo convencional del suelo, y el filtro de escurrimientos colocado en la base de los troncos de los árboles, esto es aguas arriba de las hileras de los árboles (Figura 1)

 

Figura1

Milpa Intercalada en Árboles Frutales en Terraza de Muro Vivo (MIAF-TMV), en San Jerónimo Tecoatl, región Mazateca, Oaxaca.

 

La segunda es la Barrera Viva (BV), la cual se recomienda para terrenos de ladera con una pendiente >30%, con una profundidad del suelo <1.0 m. En esta vertiente, se recomienda usar la Labranza de Conservación, con la finalidad de evitar al máximo la erosión del suelo (Figura 2).

Figura 2

Milpa Intercalada en Árboles Frutales en Barrera Viva (MIAF-BV): (a) en San Jerónimo Tecoatl, región Mazateca y (b) Concepción Pápalo, región Cuicateca, Oaxaca.

 

El sistema agrícola MIAF, incluye tres especies ocupando el mismo terreno: maíz, frijol y duraznero o cafeto, hasta ahora. Los árboles de duraznero o cafeto están plantados en hileras a curvas de nivel separadas a 9.0 m, con una distancia entre árboles en la hilera de 0.75 y 1.0 m, ocupando una franja de 3.0 m de ancho. Cada hilera de árboles está flanqueada a ambos lados por surcos de maíz y frijol en franjas también de 3.0 m de ancho. Con este arreglo, los árboles ocupan 1/3 del terreno, y el maíz y frijol 2/3 del terreno. En cada hilera de árboles, aguas arriba se tiene el filtro de escurrimientos, el cual es una camellón de 1.0 m de ancho formado con rastrojo de maíz colocado entrelazado a lo largo de las hileras (Figura 3).

 

Figura 3

Diseño del sistema agrícola MIAF, (a) con cafeto en la microcuenca El Zompantle, región Mixe y (b) con árboles de durazno en la microcuenca Sta. Catarina, región Mazateca, Oaxaca.

 
  Tecnologías Alternativas Sustentables
Métodos Alternativos de Propagación del Duraznero

 

En el año 2003 se continuó con el seguimiento a los tres métodos alternativos para abatir el costo del árbol de durazno injertado, adquirido fuera de las tres regiones del PMSL. Con el método de microviveros locales, en la comunidad de Sta. Ma. Tlahuitoltepec, el vivero iniciado a mediados del 2001, está propagando alrededor de 5000 árboles injertados por año a un precio competitivo.

En la actualidad la mano de obra requerida para el manejo del vivero es familiar y/o contratada en la misma comunidad, a diferencia del inicio cuando hubo necesidad de contratar injertadores foráneos.

Los viveristas y varios vecinos han asimilado bien la capacitación que han recibido para realizar con éxito los injertos. Por otra parte en la comunidad de San Jerónimo Tecoátl, región Mazateca, se inició el 2004 el establecimiento de un vivero manejado por tres productores que conoces las ventajas del MIAF.

 

 

Figura 4

Panorama del microvivero en Sta. Ma. Tlahuitoltepec, región Mixe, Oaxaca.

 

Siembra Directa de Semillas para Portainjertos en Campo

Con el método para establecer los árboles mediante la siembra, en la parcela, de la semilla del portainjerto previamente tratada, el crecimiento y el desarrollo de los árboles ya injertados en dos parcelas ubicadas en la microcuenca Sta. Catarina, región Mazateca, muestran que esta técnica es también una alternativa viable para condiciones donde existe suficiente humedad en el suelo en el mes de febrero, cuando se inicia la siembra de frijol (Figura 5) y con un costo relativamente bajo.

 

Figura 5

Crecimiento del portainjerto de durazno establecido en el campo mediante (a) el método de la siembra de semilla previamente estratificada, y (b) del injerto realizado 11 meses después de la siembra, en la microcuenca de Sta. Catarina, región Mazateca, Oaxaca

 

Portainjertos Propagados en Minicepellón

Finalmente, con el método de plantar en la parcela al inicio del temporal portainjertos propagados en minicepellón, el crecimiento y desarrollo de los árboles ya injertados en una parcela localizada en la microcuenca El Pozorrón, región Cuicateca, indican que esta técnica es viable para condiciones donde no hay suficiente humedad en el suelo a principios del año.

Los resultados anotados, ya observados por los productores, permiten promover estos métodos entre los productores para el establecimiento del sistema MIAF, y bajar los costos de inversión en la obtención de un árbol injertado de $ 30.00 hasta $ 7.00. Con los métodos de propagación en minicepellón y siembra de la semilla, aproximadamente la mitad del costo total del árbol puede ser cubierto con mano de obra familiar, por lo que el pago en efectivo se reduce sustancialmente. Se espera que con estas alternativas para establecer los árboles en la parcela, haya mas productores interesados en la adopción del sistema MIAF.

 

  Tecnologías Alternativas Sustentables
Rendimiento

 

Debido a problemas para controlar el daño al frijol en la etapa de plántula por fauna silvestre y aves domésticas, hasta el año 2003 solamente se tienen datos consistentes de rendimiento de maíz, fruto de durazno y de café pergamino. Para determinar la variabilidad de este sistema de producción, en relación a los sistemas tradicionales de RTQ y milpa permanente, los rendimientos de durazno y de café pergamino se convirtieron a toneladas de grano de maíz. De esta manera, se obtuvo el rendimiento total equivalente en grano de maíz por hectárea que puede ser comparado con los rendimientos de maíz obtenidos con los sistemas de producción tradicionales de monocultivos del maíz.

 

 

 

 
 

Figura 6

Panorámica de una parcela con el sistema Milpa Intercalada en Árboles Frutales (MIAF) en San Jerónimo Tecoátl, región Mazateca, Oaxaca.

En la microcuenca Sta. Catarina, región Mazateca, el sistema MIAF con árboles de durazno ‘Diamante'/duraznerocriollo tiene un rendimiento anual equivalente que varía de 21.2 a 24.9 t de maíz por hectárea. En tanto que el rendimiento con los sistemas tradicionales y en labranza de conservación varía de 0.51 a 3.9 t por hectárea en RTQ y en labranza de conservación, respectivamente (Cuadro 1). De las 21.2 a 24.9 t de maíz por hectárea producidas bajo el sistema MIAF; 3.5 a 5.0 t corresponden al maíz solo. Estos resultados muestran el potencial que tiene el sistema MIAF para satisfacer los requerimientos de la familia desde el año de su establecimiento, e incrementar el ingreso anual de manera sustantiva a partir del tercer año cuando los árboles de durazno mejorado ´Diamante´ inician su producción. Además, en el sistema MIAF los árboles son de doble propósito, puesto que también por la distancia entre estos para detener el filtro son el muro vivo que sostiene a dicho filtro de escurrimientos, el cual juega papel fundamental para el control de la erosión hídrica del suelo (Figura 6).


En la microcuenca El Pozorrón , región Cuicateca, los resultados muestran también que el maíz bajo el sistema MIAF, el cual solamente ocupa dos tercios del terreno, produce un rendimiento anual de alrededor de 2.5 t por hectárea, que es similar al obtenido con los sistema tradicionales mejorados donde el maíz ocupa todo el terreno (Figura 7). Sin embargo, a partir del tercer año cuando los árboles de durazno entran en producción, el rendimiento total anual equivalente en grano de maíz se incrementa de 2.5 a 15 t por hectárea (Cuadro 2). La meta del PMSL es que del quinto año en adelante, el sistema MIAF duplique el rendimiento total equivalente, siempre y cuando se superen los retos de manejo del sistema y de comercialización por parte de los productores y los técnicos.
   

Figura 7

Panorámica de una parcela con el sistema Milpa Intercalada en Árboles Frutales (MIAF), en este caso con cafeto, en Zompantle, región Mixe, Oaxaca.


En la microcuenca El Zompantle, región Mixe, los resultados muestran una respuesta con la misma tendencia que la observada en las dos microcuencas anteriores. El sistema MIAF con los árboles de café ya en producción es superior a los sistemas de producción tradicionales. El rendimiento total equivalente de 5.0 t de maíz por hectárea, es el doble de lo obtenido con lo sistemas tradicionales (Cuadro 3). Sin embargo, con estos resultados es claro que en las condiciones de esta microcuenca aun no se puede decir que ya se tiene una tecnología económica y socialmente sustentable. Los rendimientos bajos de maíz están relacionados a la susceptibilidad de la planta a enfermedades en la fase de llenado del grano, que ocurren bajo condiciones de alta nubosidad y humedad relativa. Al respecto se han hecho intentos para adelantar la fecha de siembra, y se tiene contemplado iniciar el mejoramiento genético del maíz para superar el problema de enfermedades y acame y mejorar la calidad proteínica del grano.

Con base a los resultados anteriores, ya los obtenidos por los otros cinco subproyectos que integran el PMSL, el sistema MIAF es una tecnología alternativa sustentable para condiciones similares a las de las microcuencas El Pozorrón y Sta. Catarina. En la actualidad, se recomienda que el sistema MIAF se maneje con árboles de durazno ‘Diamante' y ‘Oro Mex' plantados en hileras en contorno separados a 10.0 m horizontales y una distancia entre árboles en la hilera de 1.0 m. Aguas arriba y aguas abajo de cada hilera sembrar cuatro surcos de maíz y de frijol, con una anchura de surcos de 0.80 m horizontales. El sistema de conducción y poda de los árboles es el de Tatura modificado. La fertilización de los árboles de durazno es con la fórmula 30-30-30 g de N, P2O5 y K2O respectivamente árbol por año-1 de edad del árbol. La fertilización del maíz en el patrón de cultivo maíz-frijol en relevo es con la fórmula 55-55-00 con 33 mil plantas para los 2/3 de hectárea que ocupa en el sistema MIAF. En el patrón de cultivo maíz asociado con frijol, la fórmula de fertilización es la 80-80-00 con 29 mil plantas de maíz también para los 2/3 de la hectárea ocupados por esta estas especies.

El manejo del suelo es de acuerdo a la tecnología tradicional de los productores. Es de observarse que si bien la tecnología MIAF presenta importantes ventajas frente al sistema tradicional, se hace necesario diseñar una estrategia de capacitación-divulgación que permita que el productor vaya reconociendo las ventajas del sistema y la importancia de atender satisfactoriamente las fases del proceso de la tecnología MIAF para lograr los resultados arriba señalados

 
  Tecnologías Alternativas Sustentables
Análisis Económico

 

Rentabilidad del sistema MIAF Vs. Milpa tradicional, región Mazateca, Oaxaca.