ejemplo

FORO REGIONAL SOBRE EL MANEJO DE PLAGAS DE LA CAÑA DE AZÚCAR

Amatlán de los Reyes, Veracruz a 18 de agosto de 2021. Después de un periodo largo por COVID y del término de la zafra (20-21), con la finalidad de retomar los aspectos que aquejan a la poblacional productora de caña y que mediante distintas estrategias de manejo se puedan controlar plagas como los barrenadores del tallo, la mosca pinta y plagas emergentes asociadas, se reactivaron las actividades con la Asociación de productores de caña de la CNPR Estatal mediante el proyecto-convenio: “Análisis de los factores de la productividad en campo y en fábrica: estrategias de mejora para la agroindustria azucarera”. Por lo que se sabe que capacitar a la población es un factor de prevención que permite la atención oportuna del cultivo de caña en cuanto al ciclo de vida-comportamiento de las palomillas y larvas de barrenadores del tallo, que son la limitante y al mismo tiempo, la oportunidad para controlar las especies de barrenadores del tallo: Eoreuma loftini, Diatraea spp y Elasmopalpus lignosellus. En este sentido, el 22 de julio del año en curso se realizó en las instalaciones del Campus Córdoba, un Foro Regional sobre el manejo de plagas de la caña de azúcar.

FORO REGIONAL SOBRE EL MANEJO DE PLAGAS DE LA CAÑA DE AZÚCAR

Conociendo el ciclo de vida y comportamiento de las plagas, al utilizar aplicaciones de controladores biológicos con bacterias virulentas que actúan por ingestión al momento que las larvas del barrenador perforan las hojas, cogollos y tallos, y que de manera simultánea ingieren las bacterias entomopatógenas (patógenas de insectos) que le ocasionan la muerte entre 24 a 76 horas con un aspecto de color negro. De igual manera, al combinar las bacterias entomopatógenas con esporas del hongo entomopatógeno de contacto, Beauveria bassiana, la larva al estar expuesta, entra en contacto con la espora a nivel de cutícula (“piel de la larva”), perfora, se introduce e invade todo el interior de la larva, ocasionándole una toxemia, intoxicación que le provoca la muerte, con un aspecto de larva de color blanco a rojizo. Con ambos entomopatógenos podemos contener larvas y pupas de barrenadores del tallo presentes a nivel de tocones o posterior al “rebote”, ya que la aplicación de microorganismos entomopatógenos de contacto y de ingestión controlan a estos estados de desarrollo de los barrenadores del tallo, y al mismo tiempo, microorganismos promotores del desarrollo, regulan las enfermedades propias de la raíz, tallo e inducen la formación de raíces y pelillos (tallos). Incluso, se ha observado que los huevos de mosca pinta se vean carcomidos o manchados que evitan su eclosión.

De forma complementaría, se colocan trampas con septos con feromona específica de cada especie, a fin de regular las poblaciones de palomillas macho de las especies de barrenadores del tallo (Eoreuma, Diatraea y Elasmopalpus). De esta manera controlamos el ciclo de las especies de barrenadores del tallo presentes en las parcelas de los productores con lo que evitamos perdidas de 5 a 10 toneladas de caña por hectárea misma que en esta zafra 20-21 se estima un precio de $1,000.00 (mil pesos), podría estar perdiendo el productor entre 5 a 10 mil pesos por hectáreas.

En cambio, un esquema sustentable como el que estamos proponiendo evita la contaminación del suelo, agua, aire y no afecta la flora y fauna nativa y doméstica, incluyendo nulos efectos a la salud humana por el manejo y aplicación de productos biológicos y estrategias ecológicas con una inversión aproximada de $1,000.00 a $1,500.00 pesos por hectárea.

El esquema de uso de insecticidas biológicos y estrategias ecológicas previenen que se llegue a extremos tan comunes como la aplicación de insecticidas químicos que no suelen ser de banda verde (ligeramente tóxicos), sino de banda amarilla, azul y, en casos como ahora, de banda rojo (extremadamente tóxicos) que son los más comunes para controlar plagas como barrenadores del tallo, mosca pinta, falso medidor, langosta y picudo, entre otros que afectan en la región.

El uso de insecticidas químicos son una constante en comunidades, poblados, zonas rurales, periurbanas y hasta urbanas, pero no así los controladores biológicos como productos como Bio-CNPR y trampas con el uso de feromonas específicas y trampas verdes que su difusión y uso se ha visto limitado, aunque eventos como el Foro Regional permite la capacitación y difusión de las estrategias de manejo de plagas sin uso de insecticidas químicos, sino de prácticas sustentables a los productores cañeros. Ante la demanda y necesidad de conocer estas estrategias de control de plagas, se realizó una segunda capacitación el día 23 de julio, en ambas capacitaciones asistieron más de 80 productores de forma presencial y alrededor de 40 conectados vía Zoom.

FORO REGIONAL SOBRE EL MANEJO DE PLAGAS DE LA CAÑA DE AZÚCAR

Finalmente, el Foro concluyó, en ambas fechas, con el seguimiento en campo mediante la puesta en marcha de dichas estrategias preventivas en ejidos y comunidades con la colocación de trampas y aplicaciones de producto biológico con el uso de drones.

 

Contacto

Dr. Francisco Hernández Rosas
Profesor Investigador Titular
COLPOS campus Córdoba
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.