ejemplo

FORMULADO DE CONTROL BIOLÓGICO PARA CAÑA DE AZÚCAR: BIO-CNPR

Amatlán de los Reyes, Veracruz a 18 de febrero de 2019. El cultivo de caña de azúcar cobra importancia debido a la presencia de 51 ingenios en 15 estados de la República Mexicana, 18 de los cuales se concentran en el estado de Veracruz. Lo anterior conlleva, a que con el aumento de la superficie cultivada y las condiciones ambientales imperantes que aquejan a los cultivos en el mundo, la caña de azúcar no es la excepción y el incremento de la temperatura conduce a que las plagas y enfermedades reaccionen ante tales efectos ambientales cuyo control se ha vuelto prioritario, debido a las pérdidas que pueden significar como mínimo de 3 a 5 ton/ha hasta 12 a 15 ton/ha por no manejar de manera preventiva el cultivo mediante su saneamiento por presencia de plagas y enfermedades desde los tocones, hojarasca, raíces y suelo asociadas al cultivo.

Uno de los factores que afectan el rendimiento en campo es la calidad del suelo y manejo agrícola ya que, las prácticas empleadas o el esquema de uso de paquetes tecnológicos basados especialmente de fórmulas químicas sintéticas para su cultivo resultan poco acertadas e incluso obsoletas. Por lo anterior, un manejo adecuado podría disminuir la incidencia de plagas y agentes causales de enfermedades. En este sentido se ha visto incrementada la necesidad de la implementación de sistemas integrados de manejo de plagas que combinen diversas tecnologías para la regulación de las mismas mediante Buenas Prácticas Agrícolas (BPAs). Es el caso del uso de microorganismos de control biológico que contribuye con el manejo y control efectivo de plagas y enfermedades, el incremento de la productividad en el cultivo de la caña de azúcar; incorporando adicionalmente, un manejo sostenible de los recursos que aseguran un empleo eficiente y rentable de los mismos.

Por lo anterior y como respuesta a la preocupación del sector cañero, en específico del Ing. Ángel Gómez Tapia de la organización CNPR-Estatal, se estableció un convenio de colaboración entre el Colegio de Postgraduados Campus Córdoba y dicha organización, cuyo objetivo fue el desarrollo de un formulado de control biológico como alternativa para el manejo de insectos plaga, enfermedades y problemas relacionados al aprovechamiento de nutrientes poco disponibles en el suelo. De esta manera surgió el Bio-CNPR como un formulado a base de microorganismos entomopatógenos, controladores e inoculantes, con un enfoque multifuncional y eficaz para resolver los distintos problemas que afectan al cultivo de caña de azúcar. Dicho formulado está compuesto por dos microrganismos entomopatógenos (Metarhizium anisopliae y Bacillus thuringiensis), dos microorganismos controladores e inoculantes (Trichoderma spp y Bacillus subtilis), un microorganismo relacionado al aprovechamiento de nutrientes (Rhizobium spp) y un biopolímero (quitina).

Formulado de control biológico para caña de azúcar: bio-cnpr

Si bien, el efecto de estos microorganismos como inductores de crecimiento o reguladores de plagas y enfermedades ha sido documentado anteriormente, el consorcio formado por los distintos microrganismos no había sido probado hasta la formulación del Bio-CNPR. En efecto se realizaron evaluaciones controladas de manera paralela a las evaluaciones y aplicaciones en campo. Estas evaluaciones controladas permitieron registrar el efecto de los distintos microorganismos por separado y en conjunto.

Observándose así que la planta ha respondido a la aplicación del Bio-CNPR, disminuyendo el tiempo entre la emergencia de yemas de 25 días sin la aplicación del producto, a 12 días con la aplicación del formulado, aunado a que el porcentaje de emergencia se ve incrementado de un 41% sin la aplicación de Bio-CNPR a 100% cuando las yemas son tratadas con el formulado previo a la siembra.

Formulado de control biológico para caña de azúcar: bio-cnpr

De igual forma se ha observado, que en plantas sin aplicación del formulado se presenta una disminución en su desarrollo, observándose un menor tamaño y número de tallos por cepa, lo que por consecuencia podría representar problemas importantes para un desarrollo óptimo y rendimiento del cultivo. En efecto, las plantas tratadas con el formulado completo rebasan los 60 cm de altura y además presentan hojas bien desarrolladas que garantizan un importante crecimiento de la planta, en el mismo tiempo.

Además, se ha observado un manejo eficaz de las principales plagas de caña de azúcar en campo, con aplicaciones preventivas del formulado, enfocándose principalmente en insectos chupadores como mosca pinta, chinche encaje y pulgón; además de algunas especies de insectos masticadores, tales como barrenador del tallo y picudo.

En este aspecto, se han desarrollado evaluaciones para la determinación de patogenicidad del formulado sobre insectos de interés en el cultivo de caña de azúcar, como es el caso del barrenador del tallo. Los resultados obtenidos han sido prometedores después de una aplicación con aspersión de Bio-CNPR sobre pelillos de caña de azúcar, tanto en bioensayos controlados como en campo.

De este modo, se ha observado que 5 días después de la aplicación del formulado, larvas de barrenadores del tallo se mostraban aletargadas o inmóviles, mientras que paulatinamente dejaban de alimentarse, con signos como un anillo negro rodeándoles la primera zona ventral y deformaciones en la zona de la mandíbula, para finalmente presentar un aspecto flácido y una coloración pálida después de 8 días de la aplicación, con un porcentaje de mortalidad arriba del 87% en larvas de barrenador del tallo.

Formulado de control biológico para caña de azúcar: bio-cnpr

Los resultados antes mencionados corresponden a evaluaciones realizadas en condiciones controladas, sin embargo, después de más de ocho años de su formulación, la aplicación y aceptación en campo por los productores se ha incrementado, debido a la serie de bondades observadas después de la aplicación constante (3-5 años continuos). Siendo que hasta el presente año se han aplicado más de 15,000 dosis en caña de azúcar en la zona de influencia del ingenio El Potrero donde confluyen 10 ingenios.

La generación de alternativas biológicas y amigables con el ambiente es una muestra del compromiso institucional por parte de profesores e investigadores del Colegio de Postgraduados. Es su manera de contribuir al desarrollo integral y sustentable del campo al bienestar social y económico de sus habitantes.

 

Contacto

Dr. Francisco Hernández Rosas
Profesor Investigador Adjunto
Laboratorio de Biotecnología Microbiana Aplicada
Colegio de Postgraduados
Campus Córdoba
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.