ejemplo

MODELO ANIMAL PARA EL ESTUDIO DE LA OBESIDAD EN EL COLEGIO DE POSTGRADUADOS

Champotón, Campeche a 11 de diciembre de 2018. En México, al igual que en Norteamérica, la obesidad entre adultos ha empeorado, problema que afecta a uno de cada ocho personas en el planeta. En nuestro país, el número de personas mayores de 18 años con obesidad se ha incrementado diez veces, durante los últimos seis años (2.3 millones en el 2012 a 24.3 millones actualmente). Por esta razón, México ocupa el primer lugar en obesidad a nivel internacional, trayendo como resultado enfermedades cardiovasculares, problemas de hipertensión, diabetes, entre otros padecimientos.

Durante todo el Siglo XXI se han realizado experimentos con distintos modelos y compuestos químicos con la finalidad de disminuir el sobrepeso y los efectos secundarios de la obesidad; entre ellos, las lesiones en corazón y pulmones relacionadas a la hipertensión.

Dada la complejidad del desarrollo de estas lesiones en el ser humano, resulta importante investigar en modelos animales su desarrollo. Los pollos de engorda, al igual que otras aves, son capaces de desarrollar lesiones similares a las observadas en humanos de forma natural o espontánea, e inducida por dietas de alto contenido energético.

Las aves están entre los primeros modelos animales de hipertensión arterial pulmonar que han sido estudiados con una gran contribución al conocimiento morfológico y bioquímico de procesos de la arteriosclerosis, debido a que el pollo es uno de los pocos animales que desarrolla remodelación de arterias pulmonares similar al del ser humano. Es un animal capaz de ingerir dietas muy variadas, pequeño, de fácil manejo, de ciclo de vida corto, de bajo presupuesto y que puede presentar la enfermedad de manera espontánea o inducida, con cambios en el colesterol plasmático y una composición de las lipoproteínas HDL, LDL y quilomicrones similares a la especie humana.

Las aves están entre los primeros modelos animales de hipertensión arterial pulmonar que han sido estudiados con una gran contribución al conocimiento morfológico y bioquímico de procesos de la arteriosclerosis, debido a que el pollo es uno de los pocos animales que desarrolla remodelación de arterias pulmonares similar al del ser humano. Es un animal capaz de ingerir dietas muy variadas, pequeño, de fácil manejo, de ciclo de vida corto, de bajo presupuesto y que puede presentar la enfermedad de manera espontánea o inducida, con cambios en el colesterol plasmático y una composición de las lipoproteínas HDL, LDL y quilomicrones similares a la especie humana.

Debido a lo anterior, a través del proyecto de investigación de la alumna Alejandra del Carmen García Medina de la Maestría en Producción Agroalimentaria en el Trópico, asesorada por un grupo interdisciplinario de académicos de los Campus Campeche y Tabasco del Colegio de Postgraduados, así como de la Universidad de Texas A&M, bajo la dirección del Dr. Jaime Bautista Ortega, se ha investigado la relación animal-vegetal, en combinación con la modelación matemática, para el estudio de la obesidad.

Modelo animal para el estudio de la obesidad en el colegio de postgraduados

En estos estudios se ha conseguido reproducir eficazmente el proceso de arteriosclerosis en los pollos y el efecto de los fármacos en la regresión de esta, aunado al proceso patofisiológico del síndrome de hipertensión arterial pulmonar, encontrando la posibilidad de profundizar en el estudio de los alimentos nutracéuticos que favorecen y contrarrestan los efectos causados por la obesidad. Las aves utilizadas se manejan de acuerdo a la regulación oficial mexicana (NOM-02-ZOO-1999) para el uso de animales experimentales.

Los sacrificios de los pollos de engorda para la obtención de las mediciones, se realizan de acuerdo a las normas oficiales mexicanas NOM-08-ZOO-1998, NOM-09-ZOO-1994 Y NOM-033-ZOO-1995, establecidas para el procesamiento de los animales para la producción de carne.

Modelo animal para el estudio de la obesidad en el colegio de postgraduados

La planta con propiedades nutraceúticas empleada durante las investigaciones, es una herbácea trepadora de ciclo anual conocida como melón amargo, cundeamor o ampalaya (Momordica charantia). Esta especie es empleada en el tratamiento de infecciones de la uretra, reumatismo, colitis, parásitos intestinales, triglicéridos y colesterol, así como en casos de fiebres altas, bacterias intestinales, micosis vaginal, dolores menstruales. El uso tópico de la infusión o decocción de las semillas del fruto de cundeamor en cataplasmas o baños sirve para detener las hemorragias externas, aliviar las quemaduras y úlceras de la piel y calmar salpullidos y erupciones cutáneas. También se utilizan las hojas secas, tostadas y molidas, para aplicar sobre las quemaduras. Cocer en agua hojas y ramas de cundeamor sirve para lavar y limpiar heridas de la piel y para aliviar las hemorroides haciendo asientos en dicha cocción.

Modelo animal para el estudio de la obesidad en el colegio de postgraduados

A pesar de que los avances obtenidos que han comprobado la efectividad del cundeamor en el tratamiento de ciertas enfermedades, los investigadores no recomiendan que se emplee todavía la planta para el ser humano, ya que aún falta determinar las proporciones o dosis adecuadas para su consumo.

Estos estudios muestran que los investigadores y alumnos del Colegio de Postgraduados se están centrando en resolver problemas actuales relacionados con mejorar la calidad de vida de la sociedad mexicana.

 

Contacto

Subdirección de Vinculación
Campus Campeche
Colegio de Postgraduados
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.