ejemplo

PALABRAS DEL DR. DA SILVA EN LA CEREMONIA DE DOCTORADO HONORIS CAUSA (I)

Montecillo, Estado de México a 8 de julio de 2019. Al recibir el Doctorado Honoris Causa, el Dr. Graziano da Silva, dedicó el siguiente mensaje sobre la erradicación del hambre y la pobreza.

Palabras del Dr. Da silva en la ceremonia de doctorado honoris causa (I)

“Los países miembros de Naciones Unidas aprobaron en 2015 la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible. La agenda establece la erradicación de la pobreza y del hambre como los objetivos número uno y dos, y eso no es al azar: la erradicación del hambre y la pobreza es el engranaje imprescindible, el primer motor que mueve a los demás. No podrá haber desarrollo sostenible mientras millones de personas se quedan excluidas de una vida digna por sufrir hambre y vivir en pobreza.

Paradójicamente después de décadas de disminución constante, el hambre solo ha aumentado, aunque lentamente desde que aprobamos la Agenda 2030 en 2015. Hoy en día los conflictos y el impacto del cambio climático son las principales causas del hambre en el mundo, de hecho, más de dos tercios de las personas que padecen hambre viven en zonas de conflicto, sin embargo, el hambre también ha aumentado recientemente cuando las economías se han desacelerado o contraído, especialmente en los países de ingreso medio de América Latina África y Asia.

Las comunidades rurales y los pequeños agricultores familiares continúan siendo la mayoría de las personas que sufren de hambre en nuestra región. Para enfrentar esta situación la implementación y fortalecimiento de programas de protección social, como ya se ha mencionado, son fundamentales.

Creo que es imperativo actuar en tres frentes: Primero, aumentar la resiliencia de las comunidades rurales en áreas de conflicto y sobre el impacto del cambio climático. Para salvar vidas también necesitamos salvar los medios de vida de las personas.

Segundo, promover la adaptación al cambio climático de los agricultores, en los sectores agrícolas que incluyen la agricultura, la ganadería, la pesca y los bosques, la adaptación al cambio climático es más importante que la mitigación, además la técnica de adaptación de la agricultura presenta un beneficio colateral de mitigar la emisión de gases invernadero, pues no solamente la agricultura es un sector que secuestra carbono y también produce.

En tercer, lugar necesitamos reducir los efectos de la desaceleración económica a través de redes de seguridad social y políticas públicas.

Las políticas convencionales dirigidas a mantener bajos precios de los alimentos para los consumidores están contribuyendo para perpetuar la pobreza rural y para promover una alimentación poco saludable.

Hoy en día la comida barata se confunde con comida chatarra, poco nutritiva, y que están entre las principales causas de la epidemia de obesidad que afecta a todas las regiones, sobre todo en los niños menores de cinco años.

De hecho, debemos abordar el dilema entre consumir alimentos ultra procesados, que son baratos, y los precios de los productos saludables y frescos, que son mucho más caros, como las frutas y las verduras. Los gobiernos tienen que encontrar formas de aumentar y fomentar el consumo de alimentos frescos producidos localmente, especialmente para hacer frente a los crecientes niveles de pobreza.

Eso puede incluir, por ejemplo, impuestos sobre el azúcar y alimentos poco saludables, como lo ha hecho México con las gaseosas y un etiquetado más comprensible para que el consumidor pueda saber lo que contienen esos productos. Aquí en México tenemos el ejemplo del impuesto sobre el consumo de refrescos, que parece está logrando acabar con hábitos alimentarios arraigados”.

 

Contacto

Dirección de Vinculación
Colegio de Postgraduados
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.