ejemplo

HISTORIA

MEG

Las mujeres contribuyeron con sus hechos y pensamientos en la evolución humana. En México prehispánico las mujeres se significaron como sacerdotisas, comerciantes, artesanas, campesinas y guerreras (las crónicas hablan de la valentía de las mujeres en la guerra).

Las mujeres en el siglo XIX se identificaban por su clase social y su ocupación. Muchas mujeres solteras fueron llevadas a los conventos, cuando la dote de la familia no era suficiente para casar a sus hijas.

En el siglo XX sobresalieron las Adelitas por su importante papel en la revolución mexicana, al proporcionar a las tropas el sustento alimentario y emocional, que les permitió avanzar.

En 1927 Elvia Carrillo Puerto fundó la Liga Orientadora Socialista Femenina integrada por empleadas de la Secretaría de Agricultura y por mujeres ampesinas.

En México hay dos fechas sumamente relevantes para la historia del país: 1935 cuando el Frente único por los Derechos de la Mujer reivindica el voto y la alfabetización para las mujeres, y 1953, cuando se consigue ese derecho para que puedan votar y ser votadas. En 1975 se celebró a I Conferencia Mundial de la Mujer en México, dando inicio a sucesivas conferencias que cuestionaron la subordinación de las mujeres y reivindicaron el empoderamiento de las mismas en todo el mundo.

El siglo XXI trajo importantes cambios sociales, políticos económicos, como por ejemplo la creación del Instituto Nacional de las Mujeres (2000), la aprobación de la Ley General de Igualdad entre mujeres y hombres (2006), así como la Ley General de Acceso de las mujeres a una vida libre de violencia (2007).

 

UNA MIRADA AL RESTO DEL MUNDO

En Egipto las mujeres sobresalieron como sacerdotisas, escriba, médicas y cirujanas. En Sumeria, e había filósofas, matemáticas y médicas en el siglo VII a.C. En Grecia sobresalieron las pitagóricas como Theano (582-500 a.C); Aspasia fue reconocida como astrónoma y filósofa de la corriente sofista, así como Areté de Cirene que fue directora de la academia de Platón. Hipatia de Alejandría fue considerada la más famosa de todas las mujeres de ciencia de su época.

En Francia sobresalió Olympe de Gouges (1748-1793) por ser la autora de la Declaración de los derechos de la mujer , reivindicando la totalidad de los derechos para todas las mujeres y afirmando que si las mujeres tenían derecho al cadalso, también debían tenerlo a estar en la tribuna.

Otra mujer de gran relevancia vivió en Inglaterra, era Mary Wollstonecraft, que escribió Vindicación de los derechos de la mujer, poniendo el énfasis en la necesidad de que las mujeres recibieran la educación universitaria y se independizaran económicamente.

Un hombre notable en la Inglaterra de 1866 fue John Stuart Mill, que reclamó en la Cámara de los Comunes el derecho de voto para las mujeres, sin embargo, será hasta 1908 cuando las primeras mujeres logren el voto, en Finlandia. En Alemania se encontraba, a principios del siglo XX, Clara Zetkin, mujer de gran relevancia en el partido socialista, que propondrá la celebración del Día Internacional de la Mujer Trabajadora (1910).

Posteriormente esta celebración se convirtió en la bandera para reivindicar el Día Internacional de la Mujer en todo el mundo. Estados Unidos consiguió el voto femenino en 1920 y Francia lo obtuvo en 1945. Cuatro años después de este importante logro, en 1949, Simone de Beauvoir escribió El segundo sexo, que fue un icono del pensamiento feminista y de los derechos de las mujeres. En Kuwait las mujeres obtuvieron el voto en 2005.